Al ser parte del sistema de refrigeración de un vehículo, el radiador  es uno de los elementos que trabaja con el objetivo de evitar el sobrecalentamiento del motor. Dada su importancia dentro del funcionamiento de un auto, es indispensable darle el mantenimiento adecuado para optimizar su rendimiento y cambiarlo cuando es necesario.

Las fallas más comunes en el radiador son:

Por corrosión: cuando se oxida la estructura del panal, produciendo un anticongelante de mala calidad.

Por basura: debido a la incrustación de basura, polvo o insectos en el núcleo.

Por choques vehiculares: con consecuencias para las aletas o el panal al dañar los tubos de circulación.

Por fugas: cuando las mangueras se dañan, al romperse el grifo de drenado o cuando se desgasta el tapón y no guarda la presión del sistema.  

Es importante destacar que, de acuerdo con el tipo de desperfecto, el radiador puede ser reconstruido o reparado; servicio en el que somos expertos en Radiadores de Querétaro. ¡Contáctanos y encontraremos el problema!

Con información de Runsa, Ancona, Mundo del motor y Elektro Fe.